62-58. Sigue la maldición del Pazo Paco Paz

  • Diego Kapelan (17 puntos) volvió a ser la pesadilla de un San Pablo Inmobiliaria muy errático
  • El número de pérdidas (16-10) habla por sí mismo de lo que fue un partido en el que ambos equipos atacaron mal, pero defendieron a un gran nivel

Partido para aprender. Al San Pablo Inmobiliaria se le volvió a atragantar un Pazo Paco Paz en el que nunca ha ganado. Los burgaleses hicieron, por momentos, un partido “paupérrimo y horrible”, en palabras del propio técnico Diego Epifanio ‘Epi’. Y es que los errores y las intensas defensas fueron una constante tan presente, que ver más de dos canastas seguidas se antojaba imposible.

Además, ambos equipos se contagiaban de su rival y, por lo menos, la emoción de un marcador ajustado acompañaba a los espectadores. Así se llegó a un final incierto, que se encargó de resolver el siempre efectivo Diego Kapelan. El alero de Ourense Provincia Termal mostró su versión más radical en los últimos minutos del partido y obligó a los burgaleses a que apareciese un héroe que salvase al equipo en el último momento. Sin embargo, solo Alex Barrera y Javi Vega probaron suerte y alargaron la agonía de los burgaleses, que ven truncada su racha de cuatro victorias consecutivas.

Goran Huskic ante Fran Guerra. COB/Carlos Domarco

El incómodo Pazo Paco Paz volvió a dar la bienvenida a un San Pablo Inmobiliaria Burgos que no estaba inédito en la pista gallega. Los burgaleses buscaron hacer cosas diferentes, para tratar de romper ese “hechizo” que siempre afecta a los castellanos allí. El técnico de los de blanco, Diego Epifanio ‘Epi’, incluyó a Filip Toncinic como novedad inicial. El partido arrancó con las muñecas frías, muy frías. Anotar costaba un triunfo y el marcador iba subiendo a cuenta gotas (8-6). Parecía que ni orensanos ni burgaleses querían tomar la iniciativa. Y dado que en ataque era imposible ver aro, los equipos concentraron sus esfuerzos en labores defensivas, lo que hizo que ver canastas fuese una quimera. De hecho, solo algún despiste y un triple desde el centro de la pista de Hittle, que puso punto y seguido al partido (18-14).

Y si el primer periodo fue un ejercicio defensivo de altura, el segundo fue un doctorado. La pista parecía estar bacheada, los pases no llegaban, los lanzamientos no tocaban aro y los puntos no subían al marcador. Tan mal lo veía ‘Epi’ que, con un parcial inicial igualado a seis puntos (24-20), solicitó tiempo muerto. La parada sirvió para acumular un parcial positivo de 0-6 y volver a encontrarse con un nuevo receso, esta vez, solicitado por Gonzalo García de Vitoria (24-26). Tan feo estaba siendo el juego de ambos combinados, que lo más justo fue el empate con el que se fueron al descanso (29-29).

Tras el paso por vestuarios, Ourense Provincial Termal salió más entonado, dentro de un partido que seguía salpicado de errores. El parcial de 8-3 de los locales se encontró con un tiempo muerto de ‘Epi’, que esta vez no registró la reacción esperada y necesitó, de nuevo, un tiempo muerto para tratar de recortar diferencias (44-37). Así fue. El breve parcial de 0-4 con el que el San Pablo Inmobiliaria cerró el tercer periodo fue positivo y permitió que los de blanco siguiesen pegados en el marcador (44-41).

Parecía difícil que los burgaleses se sacudiesen la frustración del desacierto, pero lo consiguieron en el inicio del último periodo. Solo fue durante un minuto y medio y sirvió para meter el miedo en el cuerpo de los orensanos, que no tardaron en parar el partido (44-47). El tiempo muerto sirvió para parar la pequeña inercia del cuadro burgalés, que se pareció durante esos instantes a su habitual versión. Así que, de nuevo, marcador en punto muerto y a sufrir para anotar cada punto. La guerra se igualó a errores y el 52-52 trataba de enfriar la cabeza de los jugadores, en busca de un anhelado acierto. Fue entonces cuando apareció la peor pesadilla del San Pablo Inmobiliaria, Diego Kapelan castigó a los burgaleses desde la línea de 6,75, y les dejó casi heridos de muerte (57-52).

El partido tocaba a su fin y la aparición de algún “tapado” cada vez parecía más complicada. Pero ahí estuvo Alex Barrera, que anotó un gran triple, para devolver parte de las esperanzas al combinado visitante (57-55). Sin embargo, la reacción fue insuficiente. Además, la suerte volvió a sonreír a los hombres de Gonzalo García de Vitoria y los rebotes se convirtieron en un inesperado juez que sentenció al San Pablo y concedió la victoria al Ourense (62-58).

Para olvidar la derrota, el San Pablo Inmobiliaria ya piensa en su próximo encuentro ante el Calzados Robusta, que se celebrará el próximo viernes 7 de abril a las 21.00 horas en el Polideportivo Municipal El Plantío.

Ficha técnica

62 – Ourense Provincia Termal: Kyle Hittle (3), Devin Wright (3), Tomas Fernández (-), Diego Kapelan (17), Christian Díaz (7), Zarko Jukic (2), Dmitry Flis (15), Nemanja Mitrovic (5) y Javi Guerra (8).

58 – San Pablo Inmobiliaria: Brandon Brine (-), Aegir Steinarsson (12), Mo Soluade (-), Álex Barrera (12), Javi Vega (5), Jorge García (9), Edu Martínez (2), Goran Huskic (11), Filip Toncinic (4), Álex López (3) y Jules Akodo (-).

Cuartos: 18-14; 11-15; 15-12; 18-17;

Árbitros: Vázquez García y Iglesias Ambrosio.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésima jornada de la LEB Oro, disputado en el Pazo Paco Paz ante unos 3.000 espectadores.

Declaraciones de los técnicos

No Replies to "62-58. Sigue la maldición del Pazo Paco Paz"